Toma a Metro 8 años dar mantenimiento a 45 trenes

 

Cuidad de México | 17 de enero de 2023. | Redacción.-

¿Conoces la zona arqueológica Cuahilama? El sur de la Ciudad de México es un territorio lleno de historia, que se remonta a siglos antes del llamado Contacto hispano de 1521. En la alcaldía Xochimilco, hay una zona arqueológica que aunque puede resultar poco conocida para muchos capitalinos es testimonio de los pueblos que se asentaron en el lago y que le dieron forma a lo que ahora es el paisaje chinampero de la capital mexicana.

Historia de la zona chinampera

En el pueblo de Santa Cruz Acalpixca, ubicado a aproximadamente a unos 30 minutos en camión de la estación Xochimilco del Tren Ligero se encuentra la Zona Arqueológica y Centro Ceremonial Cuahilama. Aquí los visitantes podrán ver 9 piezas de piedra tallada que nos permiten conocer parte del arte de los pueblos mexica y xochimilca. Ambos llegaron al Valle de México y que comenzaron a poblar lo que ahora es nuestra ciudad.

Al inicio del recorrido, las fichas informativas instaladas en el lugar explican que el nombre de Cuahilama se puede interpretar como “bosque de la anciana” al provenir de los vocablos nahua “cuautlán” (bosque) e “ilamatl” (anciana).

La fundación de esta comunidad se considera que fue en el año de 1256 por Acatonalli, el primer señor de Xochimilco. El nombre de Acalpixca (lugar donde se guardan canoas) se le sería dado años después, bajo el dominio mexica, por ser un lugar dedicado a la navegación y a la agricultura en chinampa.

Grabados en piedra: Naturaleza, cosmovisiones e historia

Los especialistas consideran que los nueve relieves que se conservan en este espacio se realizaron entre 1450 y 1521. Aunque varios de estos se encuentran dañados, posiblemente en el periodo de contacto hispano, los visitantes podemos ver en ellos fragmentos de la historia y la expresión gráfica de los pueblos que aún hasta la fecha habitan y resisten en esta zona de la capital mexicana.

 

657 643

657 10

657 10

657 10

El labrado de Itzcóatl refiere al líder mexica que conquistó Xochimilco en 1430. Mientras que otros relieves como el de OcelotlCipactliPapalotlItzcuintli Ollin nos permiten conocer la manera en que se representaba el tiempo, las deidades y la naturaleza.

 

Todos los grabados de la zona arqueológica de Cuahilama se encuentran incrustados en un pequeño cerro. Al terminar de de subirlo ofrece un páramo para descansar, contemplar el sur de la Ciudad desde lo alto y escuchar a las aves e insectos de la zona. Incluso algunas gallinas o burros de quienes habitan los alrededores.

El cerro también tiene incrustado una placa mucho más moderna, de 1994, que rinde homenaje a José González Rodríguez, quien fue un maestro y defensor de la cultura náhuatl reconocido por los habitantes de Santa Cruz Acalpixca.

La actualidad de Cuahilama: Entre el descuido y el orgullo

Esta zona arqueológica de Cuahilama está totalmente abierta al público y hay ocasiones en las que en su interior se realizan ceremonias y rituales en fechas particulares. Sin embargo, este espacio también enfrenta daños por basura y graffiti, además de descuido por parte de las autoridades y vecinos.

Pese a esto, cuando se camina por las calles de Santa Cruz Acalpixca, se puede ver cómo hay murales callejeros que rinden tributo a los grabado en las piedras y a las tradiciones de este y otros pueblos de la zona chinampera de Xochimilco.

Cuahilama es un lugar poco conocido y descuidado en muchos aspectos. Pero es un espacio vivo en el que se mantiene la historia y las tradiciones de un pueblo que ha hecho importantes aportaciones como las famosas chinampas.

Es una excelente recomendación para quien busca conocer la historia de lo que ahora es la Ciudad de México o para quien busca alejarse del bullicio de las áreas centrales de la capital mexicana.

Dirección: Calle 2 de Abril, Tetacalanco, Santa Cruz Acalpixca, Xochimilco, 16510 Ciudad de México, CDMX

Horario: Abierto las 24 horas del día. Todo el año.

Costo: Entrada libre

Categorías