Juicio a “El Chapo” Guzmán: la batalla clave de los testigos comienza con relatos épicos de envíos de cocaína, dinero sucio y corrupción

Ciudad de México 15 de Noviembre de 2018 (BBCMUNDO).- La batalla sobre los testigos en el juicio comenzó a insinuarse desde el martes, cuando ambas partes discreparon en sus alegatos iniciales sobre la idea de que “El Chapo” es el mayor narco del mundo.

El fiscal Adam Fels anunció que además de grabaciones y mensajes probatorios, el gobierno presentaría a personas que integraron el círculo próximo del acusado y se involucraron en actividades criminales con él.

A cambio, algunos obtendrían reducciones de sus sentencias o visas para permanecer en EE.UU. legalmente.

Aunque quizá surjan dudas sobre su verosimilitud, Fels pidió “por favor” a los 12 miembros jurado que presten especial atención a los detalles de esos testimonios.

Se prevé que, después de “El Rey” Zambada, serán convocados otros 15 testigos colaboradores que ya reciben medidas especiales de protección.

Pero Jeffrey Lichtman, uno de los abogados de Guzmán, sostuvo que se trata de “escoria” a la que es imposible creerle lo que diga en su afán de salir de la cárcel.

“Es gente que ha engañado toda su vida”, dijo Lichtman este martes. “Mienten todos los días”.

Anticipó que en esa lista de testigos que cooperan con la fiscalía figura Dámaso López, alias “El Licenciado”, un exaliado de Guzmán que fue extraditado este año desde México a EE.UU.

También dijo que declarará César Gastelum, al que presentó como narcotraficante vinculado al soborno de un expresidente de Honduras y de candidatos presidenciales guatemaltecos.

Otros posibles testigos de la fiscalía mencionados por Lichtman son los hermanos Jorge e Hildebrando “Alex” Cifuentes, quienes, sostuvo, provienen de una familia que estaba “orgullosa” de ser narcotraficante.

Agregó que a Alex Cifuentes le permitieron ver a “El Chapo” cara a cara en su cárcel de máxima seguridad de Nueva York y “decirle algo”, aunque no reveló qué.

Lichtman adelantó que también testificará Miguel Ángel Martínez, a quien definió como alguien que esnifaba cuatro gramos de cocaína por día y casi “perdió la nariz” por eso.

“Este caso está basado en mentiras”, sostuvo Lichtman un día después de afirmar que “El Mayo” Zambada es el verdadero líder del cartel de Sinaloa y que Guzmán es “un chivo expiatorio” apenas.

De lanchas rápidas a camiones

Quizá anticipando los ataques de la defensa a sus testigos colaboradores, la fiscalía convocó para el primer testimonio del juicio a alguien diferente.

Se trató de Carlos Salazar, un agente retirado del servicio estadounidense de Aduanas que en 1990 participó del descubrimiento de un túnel entre el estado mexicano de Sonora y el estadounidense de Arizona para introducir cocaína en el país.

La fiscalía afirma que Guzmán ganó fama de “rápido” en el mundo del narco al desarrollar túneles de ese tipo desde los años 90 que acortaron los tiempos de entrega de la cocaína en EE.UU.

También declaró Robert Arnold, un exquímico forense de la agencia antidrogas estadounidense DEA que concluyó que 929,4 kilogramos de droga incautados en Arizona eran cocaína 95% pura.

Categorías