Investigan a candidato del PVEM a la gubernatura de San Luis Potosí por presunta red de defraudación fiscal y corrupción

San Luis Potosí, México, a 17 de mayo de 2021. (Redacción).- 

José Ricardo Gallardo Cardona, candidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la gubernatura de San Luis Potosí, y su familia son investigados por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por orquestar una presunta red de defraudación fiscal y corrupción, al adquirir propiedades millonarias mientras reportaron ingresos en cero o mucho menores a lo que pagaron de contado por éstas. De acuerdo a la investigación de las áreas de inteligencia del gobierno federal a la que MILENIO tuvo acceso, detectaron irregularidades fiscales, posible lavado de dinero y manejo de recursos de procedencia ilícita en la compra-venta de bienes inmuebles. Así como empresas de las que los integrantes de la familia Gallardo y el propio candidato que busca la gubernatura de San Luis Potosí, son accionistas, socios o propietarios mayoritarios, que fueron favorecidas con contratos cuando el actual candidato y su padre fueron presidentes municipales y a través de las cuales, también adquirieron propiedades. Papá de candidato podría haber comprado casa a alguien ficticio.

Papá de candidato podría haber comprado casa a alguien ficticio

El sistema financiero detectó que Ricardo Gallardo Juárez, padre del candidato, compró en julio de 2016 una propiedad en Soledad de Graciano Sánchez por siete millones 750 mil pesos, lo que supera en un 450 por ciento sus ingresos declarados por 1.6 millones de pesos; señala que se la compró a María Magdalena Hernández Espericueta, “persona presuntamente ficticia”, pues las autoridades no lograron localizarla. En septiembre de 2018 vendió un terreno por 17 millones cinco mil pesos también en Soledad de Graciano Sánchez, pero sólo declaró 375 mil pesos.

Mamá de Gallardo compró casa sin presentar declaración anual.

La UIF también identificó que María del Pilar Cardona Reyna, madre del candidato, compró en 2014 un inmueble por 446 mil 601 pesos sin que presentara declaración anual y dos años más tarde, en el 2016, junto a Ruth Miriam González Silva, ex esposa de su hijo Ricardo, adquirió un inmueble en Colinas del Parque, en San Luis Potosí, por seis millones 639 mil 264.35 pesos.

Lo liquidó de contado y presentó su declaración anual en ceros, como aparece de 2015 hasta 2018. En 2016, una de las hermanas del candidato, Kimberly Guadalupe Gallardo Cardona, adquirió un inmueble por un millón 750 mil pesos, pero sólo reportó ingresos por 253 mil pesos, por lo que no se identifica el origen de los recursos. En 2017, su hermana Candy Aracely Gallardo Cardona vendió una casa por un millón 350 mil pesos y en 2019 compró una propiedad por dos millones 960 mil, sin embargo, desde 2013 reporta en ceros sus declaraciones patrimoniales. No representa ingresos para haber pagado la propiedad.

Uso de empresas para triangular recursos, investigan.

La indagatoria, además, señala que la familia Gallardo usó una red de empresas que utilizaron para triangular recursos que posiblemente tendrían origen del erario en las administraciones en que el candidato a la gubernatura de San Luis Potosí y su padre fueron presidentes municipales. Destaca la empresa Inversión Creativa Desarrollos Inmobiliarios S.A. de C.V. en la que el candidato es accionista mayoritario, en 2016 presentó declaración anual en ceros, pero adquirió un terreno urbano por un millón 150 mil pesos.

Así como Tangamanga Andre S.A. de C.V. con la que se compraron dos terrenos habitacionales en 2014 por tres millones 785 mil pesos, lo que corresponde al 37 por ciento de los ingresos totales reportados. En 2016 reportó ingresos por 17.4 millones de pesos y adquirió una casa por 19.2 millones y en 2018 reportó 577 mil pesos de ganancias y compró una casa por 2.1 millones de pesos. Otra empresa señalada es Tangamanga Continental S.A. de C.V. que en 2013 vendió dos inmuebles, uno por 610 mil pesos y otro por 560 mil pesos, pero no se identificó a quienes lo adquirieron ni reportó un solo peso en su declaración anual. Mientras que en 2014 se repitió la misma acción ahora por tres propiedades que sumaron 1.5 millones de pesos sin que los reportara ingresos.

Grupo Axioma Kusuri S.A. de C.V. recibió más de 183 millones de pesos de contratos de las administraciones de los Ricardo Gallardo “y también presenta irregularidades en la compra y venta de propiedades”. La investigación de la UIF sugiere que la familia Gallardo usó prestanombres de esta empresa para adquirir propiedades y triangular recursos, pues entre sus accionistas, destaca Juan Carlos Negrete Ayala que compró una casa por tres millones 344 mil 846.06 pesos en 2017 y vendió una por un millón 785 mil pesos, de ninguna reportó las operaciones y sus declaraciones se presentaron en ceros, por lo que no queda claro de dónde obtuvo el recurso para adquirir la primera propiedad.

Juan Carlos Jiménez Rivera, que en el 2016 declaró 594 mil pesos, pero compró una casa por tres millones 190 mil pesos y las autoridades presumen recursos relacionados con actividades ilícitas; Vicente Valeriano Céspedes Hernández, quien en 2018 compró una propiedad por 936 mil pesos y en 2019 vendió otra por 482 mil pesos, ninguno de estos movimientos los reportó en sus declaraciones anuales. Y Jesús Ernesto de la Maza Jiménez, que en 2013 compró una propiedad por 1.3 millones de pesos y vendió otra por 4.1 millones de pesos, pero no lo reportó en sus declaraciones. Y en 2018 adquirió dos propiedades por 629 mil pesos, pero solo reportó ingresos por 79 mil pesos. Las indagatorias siguen en curso y podrían remitirse a las autoridades correspondientes o proceder al congelamiento de cuentas bancarias por posible defraudación fiscal, enriquecimiento ilícito, corrupción y lavado de dinero.

Categorías