“Nuestro amor es como el de las Luciérnagas……intermitente”

¿Cuantas veces no hemos deseado tener un doble?  Sí, alguien a quién pudiéramos pedirle que se hiciera cargo de la responsabilidad que implica ser nosotros, “otro yo”, que fuera una mejor versión, sin defectos, capaz de elegir diferente.  Esto le sucede a María una joven dramaturga infantil quién decide emprender una búsqueda después de enfrentarse a un final.

Ciudad de México, 10 agosto 2017.- Alejandro Ricaño (escritor y director), nos permite viajar de la mano de María a un encuentro con nosotros mismos, esa búsqueda interna, de la que pretendemos estar huyendo sin darnos cuenta que nos encontramos en un proceso de preparación para poder “soltar”.

Una puesta en escena que nos permite añorar de nuevo las primeras veces, el primer amor, amistades incondicionales, la familia y esas interminables veces en que deseamos renunciar a todo para empezar de nuevo, saliendo a la luz recuerdos que nos permiten deleitarnos con la magia de la historia.

Gracias a la increíble dirección y escenografía que nos regalan, el espectador logra conectar sus sentidos, viajando en sus recuerdos a través de su historia identificándose con cada uno de los personajes.

Sin duda alguna no pueden perderse: “El amor de las luciérnagas” (obra de teatro) ahora en escena en el teatro “Rafael Solana” (ubicado en Miguel Ángel de Quevedo 687, Barrio del Cuadrante de San Francisco, CP 04320, Coyoacán, Distrito Federal), nos regala un momento de reflexión y una gran historia llena de realidad que nos pone a meditar acerca de quiénes somos, a donde vamos y la importancia de disfrutar los momentos que se nos presente en la vida, porque sin duda alguna todo es intermitente.

Por: Caro Buitrón Galaviz

Categorías