Qué deseas que suceda el próximo 2023

Quedan pocos días para que termine el año 2022, muchas cosas que vivimos quizás fueron buenas y nos hicieron sentir felices, y otras no tanto.

¿Cómo se te hizo el tiempo en este año que termina, corto o largo? En qué invertiste tu vida, a que le dedicaste más tiempo: al trabajo, a la familia, tu salud, tu intelecto, al ocio, al ejercicio, peleas, conflictos.

El filósofo Seneca nos habla sobre la Brevedad de la vida, cito textual

“Tú no tienes tiempo para nada, y la vida corre; entre tanto llega la muerte y para ella, quieras o no quieras, vas a tener todo el tiempo del mundo. No tenemos un tiempo escaso, sino que perdemos mucho. La vida es lo bastante larga y para realizar las cosas más importantes se nos ha otorgado con generosidad, si se emplea bien toda ella. Pero si se desparrama en la ostentación y la dejadez, donde no se gasta en nada bueno, cuando al fin nos acosa el inevitable trance final, nos damos cuenta de que ha pasado una vida que no supimos que estaba pasando”.

Hacer una introspección de cómo nos sentimos ahora que está terminando el año nos permitirá darnos cuenta que el tiempo pasa rápido, y quizás en esta reflexión lleguen a nuestra mente pensamientos de experiencias que ya habíamos olvidado y que fueron significativas para nosotros, y muchas de estas situaciones vividas las dimos por hecho sin darles el valor que se merecían. ¿Crees que es importante que nos recuerden sobre la brevedad de la vida? Seneca también dice que la vida no sería breve si supiéramos aprovecharla. Entonces que hacer o dejar de hacer, pensar o dejar de pensar, para que tu vida sea más provechosa, larga y productiva

Durante mucho tiempo me ha funcionado pensar que no soy eterna, y que voy a morir, entonces llevo cualquier situación que este viviendo a ese pensamiento, y eso hace que aproveche al máximo lo que vivo, por ejemplo cuando veo felices a mis nietos pienso, estos instantes son los que me quiero llevar al momento de morir, o también este pensamiento de no ser eterna me funciona para cambiar algo que me molesta, y que muchas veces creo que será perdurable, de lo que me he dado cuenta es que ni lo bueno, ni lo malo son para siempre.

¿Qué pasaría si tuviéramos en la mente el pensamiento de Pascal?, “Para que la pasión no nos haga daño, actuemos como si nos quedaran ocho días de vida”

¿Si los seres humanos pensáramos que solo nos quedan ocho días de vida? ¿Cómo los viviríamos? En lo personal seguro tendría prioridades que no dejaría pasar como, mi familia, mi salud, mis amigos trataría de aprovechar cada segundo con ellos, sin perder el tiempo en cosas que dañan, y que muchas veces son a las que damos más importancia.

Algo que he podido comprobar es que hubo momentos de mi vida como fue la niñez y la juventud que el tiempo se me hizo largo, creo que disfrutaba todo de la vida porque no tenía otra cosa más que jugar, tener amigos ir a la escuela, después conforme fui creciendo y teniendo más responsabilidades ya no tenía ese tiempo exclusivamente para mí, ahora tenía que resolver, trabajar, cuidar a mis hijos, no es que no disfrutara de la vida, sino que el tiempo que ocupaba en estos quehaceres muchas veces no me permitía disfrutar de un tiempo libre para mí. Hoy le digo a mis hijos que lo más importante es disfrutar el momento, que abracen mucho a sus hijos y los aprovechen porque el tiempo pasa rápido y cuando menos piensas ya crecieron, igual aprovechar la escuela, los amigos, y las oportunidades que tienes en el transcurso de la vida. Los días, las semanas, los meses se me hacen muy cortos, no termino de recoger todo lo que utilice para las fiestas decembrinas cunado ya las estoy volviendo a poner, y el recuerdo del año pasado viene a mi mente como si todo hubiera ocurrido ayer.

Es por esto que, pensar en la brevedad de la vida, me permite ser consciente de lo que quiero para mí y para los demás. La introspección a la que te invite hacer en los párrafos anteriores es buena, porque nos ayuda a reconocer nuestros éxitos y tristezas, y ver la cantidad de cosas que suceden en un año. Aprender del pasado nos ayudara a planear el futuro, para no caer en las mismas trampas y para coger las riendas de nuestra vida. Entonces podremos decir que la vida no es breve porque la hemos aprovechado cada momento.

Planear el año que viene nos ayuda a definir aspectos decisivos con los que pensamos trabajar, como, por ejemplo: qué es lo más importante en mi vida privada, la familiar, el trabajo, los amigos, la salud, la parte espiritual, finanzas, metas personales.

Te invito a contestar estas preguntas que te ayudarán a plasmar y hacer consciente lo que si quieres para el próximo año:

¿Qué si quiero que ocurra este año 2023?, ¿qué especto tiene para mí? Piensa en tres cosas que deseas lograr, este año que es lo que no vas a dejar para mañana, escribe una palabra que te de fuerzas para lograr tus sueños, piensa que este año que viene cualquier cosa es posible. Es importante que lo escribas para que quede plasmado y tenerlo presente en un lugar donde lo puedas ver para que lo recuerdes

Pensar en como quieres vivir tu vida, y hacer todo lo posible por que ocurra, es un trabajo muy personal.

Que este 2023 este lleno de momentos conscientes que tú has decidido que ocurran, para aprovechar al máximo este tiempo que existimos en la tierra.

 

Categorías