Mueren 3 estadounidenses en CDMX que se hospedaban en Airbnb

Cuidad de México | 10 de noviembre de 2022.|  Redacción.-

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) se deslindó de cualquier intención de incrementar los espacios de renta temporal para turismo en la Ciudad de México, en el marco del acuerdo anunciado por el gobierno capitalino con la empresa Airbnb.

En entrevista con Animal Político, Jordi Tresserras y Carlos Tejada, integrantes de la Unesco, afirmaron que la participación de esta agencia de las Naciones Unidas en el convenio es únicamente para la promoción de actividades turísticas de carácter comunitario en la Ciudad de México, es decir, aquellas que son gestionadas por los propios habitantes de las comunidades, sin que ello implique la apertura de espacios para hospedaje con la plataforma.

Además, darán acompañamiento al gobierno capitalino para la elaboración de los indicadores que permitirán medir los resultados del convenio suscrito, del que solo se conoce la intención de promover a la Ciudad de México entre los principales destinos para extranjeros que cuentan con trabajos remotos.

La apuesta por la regulación

“Creo que es importante especificar que la colaboración de Unesco en estos recorridos y actividades culturales es el de las experiencias, y no en el de alojamiento. La idea que tenemos con el convenio es fortalecer el turismo creativo a partir de la integración de emprendimientos comunitarios, ahí va enfocada nuestra línea, sobre todo para que la gente en el sector cultural y creativo pueda tener nuevas fuentes de ingresos”, explicó Jordi Tresserras, experto en gestión del patrimonio cultural y turismo cultural y creativo.

De acuerdo con Tresserras, para la Unesco es importante aclarar su participación en el convenio, ya que tras el anuncio recibieron múltiples críticas por parte de activistas y expertos en temas de vivienda, quienes se mostraron preocupados por la posibilidad de que la expansión de Airbnb en la Ciudad de México provoque el encarecimiento de la vivienda y la expulsión de inquilinos de zonas atractivas para el turismo.

El experto destacó que esta es la primera vez en la que un gobierno establece un acuerdo con Airbnb y la Unesco. A nombre de este organismo internacional, indicó que como integrantes de este convenio, esperan que las autoridades trabajen en la regulación de esta y otras empresas dedicadas a la renta temporal, con el fin de que no existan consecuencias que afecten a la población local.

“En el caso de México, han empezado a regular el tema del pago de impuestos por parte de Airbnb. En 2021, los datos que nos pasaron es que fueron 9 mil 300 millones de pesos lo que generó la empresa en la Ciudad de México, que era el 15% de la derrama total de la actividad turística, pero se ha quedado concentrada sobre todo en determinados barrios, como la Condesa, Polanco y la colonia Roma, ¿y qué ha pasado? que la gente dice bueno, pues en lugar de tener un piso alquilado a vecinos, pues lo transformo en un alojamiento turístico”, indicó.

“Y claro, la llegada de un volumen importante de nómadas digitales que normalmente tienen mayor poder adquisitivo puede tener un impacto sobre el territorio. Yo creo que en el caso de la Ciudad de México, el tema del convenio tiene también una función de regular, de buscar oportunidades de trabajar juntos y minimizar impactos. Obviamente Airbnb es una empresa, entonces ellos tienen sus intereses, pero al gobierno de la Ciudad de México yo lo he visto muy comprometido, porque trabajan con gente de diferentes sectores, incluido el sector social, trabajan con los barrios”, afirmó Tresserras.

El especialista mencionó que la estrategia de México es distinta a la de otros países como España o Francia, donde Airbnb ha dado fondos millonarios para rehabilitar edificios patrimoniales y casas históricas, que se convertirán en alojamientos premium. En cambio, en nuestro país “el convenio tiene una función clara que es regular, no solo para cobrar, sino para definir dónde la capital quiere que se desarrollen estas actividades… se trabaja este tema en forma de una alianza para evitar los efectos negativos y también ver de qué forma canalizamos los efectos positivos que esto genere”.

Para evitar la concentración de actividades turísticas en el centro de la capital del país, la intención de la Unesco es que se promueva el turismo creativo en otras zonas de la Ciudad de México, llevándolo hacia otros barrios en los que la población local proponga los recorridos y actividades para ofrecer a los visitantes, y sean los locales quienes se beneficien económicamente de ello.

“Como Unesco nos interesa potenciar la economía creativa y un turismo con identidad, y su un país puede desarrollar un programa de turismo con identidades en México, que fue el primero de toda Iberoamérica que obtuvo un programa de promoción turística de turismo cultural en el año 2000, así que la trayectoria que tiene ya es amplia. Por eso es que queremos trabajar en las experiencias turísticas, y es ahí precisamente donde se dio la vinculación con Airbnb y las autoridades”, agregó.

“Para nosotros es fundamental la reducción de la pobreza al generar ingresos complementarios, así como trabajar la capacitación a diferentes niveles en temas de igualdad de género, que no solo implique la integración al trabajo de mujeres y niñas, sino que se ponga la mirada sobre las iniciativas en las que tengan representatividad y sean las gestoras, así como la inclusión de colectivos LGBTI que trabajen con temas culturales. No es fácil meterlo todo en el mismo saco, pero de que se puede, se puede”.

La integración de las comunidades al turismo digital

El coordinador del Sector de Cultura de Unesco México, Carlos Tejada, detalló que el proyecto en el que participarán en el marco del convenio con Airbnb tiene como objetivo “contribuir para que grupos, cooperativas y pequeños grupos artísticos que lleven a cabo alguna actividad cultural puedan integrarse en la cadena de valor del turismo digital, y que al integrarse puedan encontrar segundas o terceras opciones para generar ingresos”.

“Es un proyecto que se comenzó a pensar cuando teníamos todos los efectos por la pandemia, cuando fue claro que uno de los sectores más afectados fue el cultural, porque fue de los primeros en cancelar actividades y uno de los últimos en volver a operar, en gran medida porque depende de la presencialidad. En este periodo de restricciones, casi todas las actividades se llevaron a cabo en línea, y fue entonces cuando detectamos esta necesidad de contar con medios para que quienes se dedican a las actividades culturales o creativas puedan generar ingresos en línea”, abundó Tejada.

La idea, de acuerdo con el especialista, es que familias o comunidades se agrupen, generen su propia propuesta de experiencia turística y la gestionen, que puedan decidir qué ofrecer a los visitantes y lo que no, y que estas actividades “puedan tener salida en cualquier sitio o plataforma, no solo con Airbnb”.

“Otro punto importante de resaltar es que es una iniciativa que busca que estas ofertas no se dirijan exclusivamente al turismo extranjero, sino también al local, porque en términos estadísticos sigue siendo predominante el consumo las personas que viven en la misma Ciudad de México u otros estados del país. Creemos que esta es una manera en la cual podemos conocer mucho mejor los barrios y zonas de la capital”, apuntó.

Con este proyecto, señaló que se busca cambiar “la idea del turismo tradicional que está pensado para que el lugar se adapte a los deseos de quien lo visita, para más bien reforzar que lo que debe resaltarse es la singularidad de cada lugar, aquello que lo hace único e irrepetible, que es la parte cultural”.

A nombre de la Unesco México, Jordi Tresserras lanzó un llamado para que aquellos colectivos o cooperativas culturales de carácter comunitario que estén interesados en integrarse al turismo digital reciban apoyo para hacerlo, por lo que dijo, están abiertos a recibir sus propuestas a través de los canales de contacto disponibles en el sitio web y redes sociales de la agencia de la ONU.

Categorías