La eliminación de 109 fideicomisos, le dará al gobierno una bolsa extra de 68 mil 400 millones de pesos.

El Fondo de Salud para el Bienestar volvió a causar discordia entre Morena y la oposición en San Lázaro.

Luego de tres intentos, incluyendo la sesión del pasado jueves suspendida por falta de quórum, la mayoría legislativa y sus aliados aprobaron en lo general, con 242 votos a favor, 178 en contra y siete abstenciones, la eliminación de 109 fideicomisos, entre ellos el Fonden, el Fidecine y el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento. Esto le dará al gobierno una bolsa extra de 68 mil 400 millones de pesos.

La discusión de las 398 reservas ya sumaba siete horas cuando el morenista Iván Pérez Negrón pidió agregar un transitorio que eliminaría el Fondo de Salud, usado para enfrentar gastos catastróficos de las familias por enfermedades graves y que representa 100 mil millones de pesos.

Esto enojó a la oposición: cuando hacía uso de la palabra la morenista María de los Ángeles Huerta, diputados de PRI, PAN, PRD y MC subieron con pancartas a la tribuna y la tomaron varias horas. Hubo manoteos, empujones e incluso golpes. Ante esto, Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva, decretó un receso que primero fue de 20 minutos, pero que se levantará hoy a las 9:30 horas.

Durante el día, una comitiva de inconformes por la eliminación de fondos, como familiares de desaparecidos, grupos de braceros y el actor Daniel Giménez Cacho, buscaron evitar la entrada al pleno de los diputados.

Antes, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los beneficiarios de los fideicomisos que desaparecerán, que tengan paciencia, pues recibirán sus recursos aproximadamente un mes más tarde.

Fin a fideicomisos, en medio de protestas

Al tercer intento fue avalada la reforma que da al gobierno 68,400 mdp; insiste  Morena en bolsa del fondo de salud.

La adición de última hora de un artículo transitorio que eliminaría el Fideicomiso Fondo de Salud para el Bienestar, usado para enfrentar gastos catastróficos de las familias por enfermedades graves y que representaría otros 100 mil millones de pesos a la bolsa presupuestal, causó el enojo de la oposición en la Cámara de Diputados que anoche pasadas las 21:00 horas tomó la tribuna.

Ayer, luego de tres intentos, incluyendo el de la sesión del jueves pasado que se suspendió por la falta de quórum, la mayoría morenista y sus aliados PES y Partido Verde lograron aprobar con 242 votos en lo general la desaparición de los 109 fideicomisos, entre ellos el Fonden, el Fidecine y el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento, para darle al gobierno en el presupuesto una bolsa extra de 68 mil 400 millones de pesos.

La discusión de las 398 reservas ya sumaba siete horas en San Lázaro cuando el diputado de Morena Iván Pérez Negrón sometió a consideración un transitorio que instruye al Insabi a devolver a la Tesorería el Fideicomiso Fondo de Salud para que se destine a los fines que la Secretaría de Salud determine.

Los legisladores de oposición buscaron evitar de forma infructuosa que esta propuesta se sometiera a discusión, haciéndoles ver a los morenistas que ya tenían amarrados 68 mil 400 millones de pesos adicionales al presupuesto como resultado de la extinción de los 109 fideicomisos y ahora “a la mala, de manera tramposa” irían por otros 100 mil millones de pesos.

Los ánimos subieron de tono cuando hacía uso de la palabra la morenista María de los Ángeles Huerta y, encabezados por sus coordinadores, los diputados del PRI, PAN, PRD y MC subieron con pancartas a la tribuna hasta que la presidenta de la mesa directiva, Dulce María Sauri, decretó un receso minutos después de las nueve de la noche. A las 00:07 horas de hoy se reanudó la sesión sólo para citar a los diputados hoy a las 9:30 horas.

En la parte baja de la tribuna, diputados de oposición y Morena se manotearon, empujaron e incluso llegaron a los golpes por algunos momentos.

“Dada la necesidad de recuperar el ánimo, esta presidencia declara un receso de 20 minutos a fin de encontrar la armonización entre las razones, los argumentos y las pasiones”, dijo la priista Sauri Riancho frente al manoteo airado de Dolores Padierna.

“Son una minoría y quieren salirse con la suya”, le reclamó.

En conferencia de prensa posterior, los coordinadores René Juárez Cisneros, Verónica Piña, Juan Carlos Romero Hicks y Tonatiuh Bravo aseguraron que las bancadas de oposición se mantendrán en la tribuna al no aceptar la reserva Fondo de Salud para el Bienestar, destinados a Gastos Catastróficos. Pese a la reunión que sostuvieron con el presidente de la Jucopo, el morenista Mario Delgado no se llegó a un acuerdo para destrabar el conflicto.

Enseguida salió el coordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado, a defender su propuesta de incluir el transitorio.

Pablo Gómez lo secundó diciendo que tenían derecho a incluir esa propuesta, pues la oposición metió más de 300 reservas.

GRUPOS SE MANIFESTARON, SIN TENER ÉXITO

Una comitiva de personas afectadas por la desaparición de apoyos, como familiares de desaparecidos, y el actor Daniel Giménez Cacho, buscaban evitar la entrada al pleno de los diputados.

El actor mexicano informó que tuvieron una reunión con el diputado Mario Delgado, quien expresó que la reforma seguiría.

Giménez Cacho calificó de ofensivo que desde el Ejecutivo se asegure que en el caso del Fidecine hay corrupción y opacidad, sin que haya pruebas.

“En el caso del Fidecine nos están diciendo que es un mecanismo opaco, nos está señalando como cómplices de una corrupción, eso es francamente ofensivo, porque no tiene pruebas, ni documentos para sostenerlo”, señaló.

Delia Quiroa, quien busca a su hermano Roberto, desde hace 6 años, presuntamente secuestrado por el Cártel del Golfo, aseguró que la corrupción que argumentan para la extinción de los fideicomisos sería sólo por las actuales autoridades y no por los beneficiarios, al ser el Banco del Bienestar quien orienta los recursos a las personas que elige la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.

También, un grupo de familiares de braceros mexicanos protestaron afuera y luego al interior, donde demandaron infructuosamente que el Fideicomiso Bracero 10230 permaneciera vigente.

“Nosotros, los familiares y los braceros consideramos que en este contexto de la pandemia iniciar una agresión en contra de los grupos más vulnerables es una infamia, un atropello, no tiene nombre lo que están haciendo los iniciadores de estas propuestas”, dijo Alfonso Lozano del Frente Binacional de Braceros 1942 y 1967.

Categorías