Las unidades de control anunciaron que el pastor habría sido advertido de las condiciones del lugar y le aconsejaron no sumergirse en esta parte del río.  Hasta el momento, hay una persona arrestada y la policía busca al pastor principal de la iglesia involucrada en el bautismo para detenerlo y depurar responsabilidades.

En una entrevista el hermano de la víctima afirmó que no pretenden culpar a nadie por lo sucedido, pues su hermano ya estaba muerto y dejarían el asunto “en manos de Dios”.