Endurecen las restricciones en Europa por rebrotes de coronavirus

Ciudad de México, 15 de octubre 2020. En Francia, España, Alemania e Irlanda del Norte se anunciaron ayer medidas más estrictas contra el alza en los contagios de coronavirus.

El gobierno francés aprobó un toque de queda nocturno en París y las principales ciudades a partir del fin de semana.

En el país ya se han registrado cerca de 33 mil muertos por coronavirus y más de 790 mil casos. A partir de la medianoche del viernes y al menos durante un mes, los habitantes de París y otras ocho ciudades no podrán salir de casa entre las 21:00 horas y las 06:00 horas locales salvo por motivos de salud o profesionales, bajo pena de una multa de 135 euros (158 dólares). Casi 20 millones de personas se verán afectadas por estas nuevas medidas.

“El toque de queda durará cuatro semanas e iremos al Parlamento para extenderlo hasta el 1 de diciembre. Seis semanas es el tiempo que creemos útil”, dijo el presidente Emmanuel Macron en una entrevista televisiva.

“Debemos actuar” porque “la situación es preocupante”, dijo, y advirtió que la segunda ola ya se está abatiendo sobre el país.

En Europa hay más de 244 mil fallecidos y 6.7 millones de casos. Es la región del planeta donde la pandemia avanzó más durante la semana pasada.

En Alemania también se anunciaron cambios. La canciller Angela Merkel consensuó con los poderes regionales medidas de alerta rápida, destinadas a “no rendirse al virus” y a permitir una actuación más efectiva para evitar un “aumento descontrolado” de contagios y un nuevo cierre de la vida pública.

A punto de entrar en el invierno, se impone combinar la “responsabilidad individual” con la actuación política, dijo Merkel. Es importante “limitar los contactos” y actuar “en función de la dinámica” de la pandemia, explicó la canciller, para lo que deberán revisarse los resultados de esas actuaciones cada 10 días.

Hubo consenso en fijar dos escalas de incidencia. Así, a partir de una incidencia de 35 casos por 100 mil habitantes y en siete días se extenderá el uso obligatorio de la mascarilla ahí donde no se pueda mantener la necesaria distancia personal.

A partir de 50 infecciones, por ese mismo cómputo de ciudadanos y plazo, se cerrará la vida nocturna a las 23:00 horas, lo que incluye la prohibición del consumo de alcohol; quedan asimismo vetadas las fiestas o reuniones de más de 10 personas, ampliable a más, en caso de núcleos de convivencias en uno o dos hogares.

Merkel dejó clara su insatisfacción por no haber logrado el consenso para la prohibición, o no, de pernoctaciones para los viajeros procedentes de zonas consideradas de riesgo, es decir, con más de 50 contagios semanales por 100 mil habitantes, de acuerdo con el criterio del Instituto Robert Koch (RKI). Actualmente hay más de 40 distritos o ciudades clasificadas como zona de riesgo, incluidos Berlín, Múnich y otros núcleos urbanos. Se estima que la prohibición de hospedaje afectaría a unos 14 millones de ciudadanos, de los 83 millones de habitantes de Alemania.

El país comunicó 5 mil 132 nuevos contagios declarados en 24 horas: el mayor incremento desde hace seis meses.

Irlanda del Norte también endureció sus medidas y Londres prepara además la lucha en otro frente: los servicios secretos británicos están trabajando activamente para proteger los nuevos proyectos de vacuna contra el coronavirus de las interferencias extranjeras, reconoció el jefe del MI5, Ken McCallum.

En Irlanda del Norte, sumándose a la prohibición de reunirse en interiores con familiares y amigos con quienes no se conviva, todos los bares y restaurantes tendrán que cerrar al público aunque podrán vender comida para llevar hasta las 23:00 horas.

También tendrán que cerrar peluquerías, salones de belleza y masajes, excepto “intervenciones terapéuticas esenciales”. Y se desaconsejan los “viajes innecesarios”. Los comercios permanecerán abiertos, pero se tomarán medidas para “asegurar que el sector hace todo lo posible para suprimir el virus” y no podrán vender alcohol pasadas las 20:00 horas. Todo el mundo deberá volver al teletrabajo, a menos que éste resulte imposible, y se pidió a las universidades que den sus cursos en línea. En la educación primaria y secundaria, las vacaciones de octubre se ampliarán de una a dos semanas, hasta el 1 de noviembre.

En España, la región de Cataluña decidió clausurar todos sus bares y restaurantes durante 15 días. Esas medidas llegan tras las fuertes restricciones de movimiento en Madrid. En el Vaticano, el papa Francisco evitó el contacto con los fieles.

Categorías