El huracán Delta toca tierra y Quintana Roo emitió alerta roja.

El huracán Delta tocó tierra este miércoles en Puerto Morelos, Quintana Roo, en categoría 2.

Llegó a la entidad con vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora y rachas de hasta 205 kilómetros por hora.

El meteoro se ubica a 35 kilómetros al sur de Cancún y provocará lluvias de intensas a torrenciales en la Península de Yucatán, señaló el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El martes, el meteoro se intensificó rápidamente hasta llegar categoría 4 con vientos de 230 kph (145 mph): en solo 24 horas duplicó su fuerza. Esto es lo que sabemos hasta ahora sobre este fenómeno:

Se ubica a 345 km al este-sureste de Cozumel y a 380 km al sureste de Cancún, Quintana Roo, de acuerdo con el último tuit de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) (alrededor de las 16:00 horas).

Los vientos pueden romper árboles, aplanar casas y provocar cortes de energía que duren semanas.

Delta amenaza con convertirse en el último de una serie de desastres naturales mortales en 2020, un año que ha estado marcado por una temporada de huracanes hiperactiva, incendios forestales devastadores y un derecho que causó estragos en el medio oeste de Estados Unidos.

Podría alcanzar el récord de ser la décima tormenta tropical o huracán que azota Estados Unidos en un año. Se han formado tantas tormentas tropicales que el centro de huracanes de ese país ha agotado todos los nombres de su lista oficial y ha recurrido al alfabeto griego para designar los sistemas frontales.

Los vientos de Delta aumentaron de 112 kilómetros por hora a 177 kilómetros por hora en 24 horas, que es la intensificación más rápida para una tormenta de octubre desde el huracán Wilma en 2005, informó en un tuit Phil Klotzbach, autor principal del pronóstico estacional de la Universidad Estatal de Colorado.

Cancún y la cercana isla de Cozumel están a punto de “recibir un duro golpe”, dijo Chuck Watson, modelador de desastres de Enki Research. Agregó que Delta podría causar a México daños y pérdidas de entre 12 mil millones y 16 mil millones, y de otros 2 mil millones a la costa estadounidense a finales de esta semana, dependiendo de su ruta exacta.

Protección Civil de Quintana Roo emitió alerta roja para siete municipios al norte de la entidad: Tulum, Solidaridad, Cozumel, Puerto Morelos, Benito Juárez, Isla Mujeres y Lázaro Cárdenas.

Las autoridades advirtieron a la población que tuviera suficiente agua y comida a mano para varios días. Por lo que la gente hizo largas filas en supermercados.

El gobierno de Quintana Roo ordenó que todos los negocios no esenciales cerraran antes de las 13:00 horas y prohibió la venta de alcohol. Los comercios de primera necesidad, como los supermercados, cerraron a las 17:00 horas.

Quintana Roo ha iniciado ya las evacuaciones de turistas y residentes de las zonas costeras a lo largo de la Riviera Maya. El gobernador, Carlos Joaquín, dijo que ya había autobuses que estaban sacando a la gente de la isla Holbox y que todos los hoteles de Puerto Morelos llevaban a sus huéspedes tierra adentro a refugios seguros gubernamentales.

Los hoteles con estructuras suficientemente seguras como para soportar el impacto de huracanes han comenzado a mover a sus huéspedes a las zonas más seguras y han aplicado todos sus protocolos de emergencia.

La alcaldesa de Cancún, Mara Lezama Espinosa, dijo que la ciudad había abierto más refugios de lo habitual para dar a las personas más espacio debido a la pandemia de COVID-19.

Antes de llegada de Delta, había 40 mil 900 turistas en todo el estado, según los datos de la secretaria de Turismo del Quintana Roo, Marisol Vanegas, un número menor de lo usual para esta temporada debido al coronavirus que devastó económicamente la zona por cierres obligados.

Por orden del presidente Andrés Manuel López Obrador, unos cinco mil efectivos de las fuerzas armadas y personal de emergencia fueron desplegados para colaborar en las tareas necesarias.

Los aeropuertos del estado permanecieron abiertos por la mañana, pero las playas estaban cerradas.

Se prevén un aumento del nivel del mar de hasta cuatro metros, peligroso oleaje e inundaciones.

Los datos de un avión cazador de huracanes de la Reserva de la Fuerza Aérea de Estados Unidos indicaron que Delta continuará fortaleciéndose a medida que aumente su velocidad de avance, dijo el Centro de Huracanes de La Florida.

Una vez que salga de México, se espera que el meteoro se vuelva aún más poderoso sobre el Golfo de México a medida que se acerca a la costa de Estados Unidos, donde podría llegar el viernes. Los estados de Lousiana y Alabama -este último todavía recuperándose del paso del huracán Sally- declararon el martes el estado de emergencia.

Categorías