Diputado paraguayo sortea sus ingresos de vacaciones y causa revuelo en el país

El diputado paraguayo Carlos Rejala, del Partido Hagamos, sacudió las redes sociales al anunciar un sorteo de unos USD 6.000 que corresponden a sus ingresos como legislador en el periodo de receso parlamentario. El joven político además apunta a la presidencia de su país buscando unir a toda la oposición para enfrentar al Partido Colorado, actual partido de gobierno.

“Sorteo mi salario de diputado por vacaciones”, se titula el posteo del legislador, donde justifica del por qué realiza el sorteo: “Por mi trabajo como legislador quiero retribuirles a ustedes estos días de receso parlamentario, en los que no estamos cumpliendo con nuestra labor como tal. Esta es mi responsabilidad social, es por lo que me paga el pueblo. Soy consciente de la situación actual y de que hay gente que el día de hoy necesita un respiro económico”.

El premio es de Gs. 40.000.000 divididos en 4 premios de Gs. 10 millones, para cuatro ganadores y se establecen una serie de requisitos para poder participar. El primer sorteo será el lunes 31 de enero.

En declaraciones a la prensa, el diputado argumentó que decidió sortear lo que le corresponde como salario por los días de receso parlamentario, atendiendo que en ese periodo los diputados y senadores “no hacen su trabajo legislativo por el cual el pueblo le está pagando”.

“Hay cuestiones de la Constitución Nacional que me gustarían cambiar, una de ellas es el receso parlamentario, no debería ser tan extenso. La realidad es que, en el receso, los congresistas no hacen su trabajo legislativo, para lo cual le paga el pueblo. No tiene sentido un receso tan largo y no es justo percibir en esos meses un salario sin hacer tu trabajo, por eso decidí hacer un sorteo entre la gente, retribuirle a la gente”, manifestó.

El receso parlamentario en Paraguay está regido por la Constitución Nacional, y va desde el 21 de diciembre de cada año hasta el primero de marzo.
Rejala comentó que la iniciativa recibió la aceptación masiva de la gente que se está inscribiendo para participar del sorteo; no obstante, reconoció que también recibió críticas.
“En tres días superamos las expectativas, ya son más de treinta mil personas quienes se inscribieron y eso habla que la iniciativa de retribuirle directamente a la gente tiene una gran aceptación. Es la primera vez que un político paraguayo hace esto y espero que muchos colegas me sigan. No obstante, soy consciente que hay detractores porque tenemos demasiadas necesidades en el país que no son cubiertas por el gobierno del presidente Mario Abdo Benítez, caracterizado por una alta corrupción. Mi compromiso con el país va mucho más allá que este sorteo y todos los días trabajo no solo para denunciar la corrupción, sino también para ayudar a los compatriotas que necesitan, y los que me conocen saben que no hago un ‘show’ con cada ayuda que doy desde mi rol de servidor público o con mis propios recursos”, agregó.

Este tema tuvo una gran repercusión nacional e internacional, donde la prensa de varios países y cadenas internacionales de noticias hicieron referencia al polémico sorteo del salario del diputado.

“No me esperaba tanta repercusión y creo que este éxito es más bien porque en este caso la gente puede recibir ‘algo tangible’ de un político. En Paraguay, lastimosamente, los políticos y la política en general están alejados del pueblo, de la realidad de la gente, porque aquí la mayoría de los políticos entran para hacer carrera, para hacer negocios, para robar; y no para servir y ser un elemento que ayude a crear políticas públicas para mejorar la calidad de vida de la gente. Por eso cada día me esfuerzo en construir credibilidad con mis denuncias, con mis proyectos y con mis actos como figura pública. Estoy trabajando para que más paraguayos honestos y de bien se involucren en la política, porque ya no quiero que nos gobiernen los mismos corruptos de siempre que nos roban los sueños. Quiero devolverle la esperanza a mi pueblo, quiero guiarles y mostrarles el camino hacia el progreso, con mi testimonio de vida”, agregó.

Carlos Rejala ingresó como diputado en el 2018 y es reconocido en el país por ser uno de los más jóvenes y el mayor opositor al gobierno. Impulsó en tres ocasiones el juicio político al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y destapó, con varias denuncias, la mayor olla de corrupción en el país conocida como “la compra de insumos chinos” en plena pandemia por Covid-19.

El polémico y carismático diputado es uno de los políticos con más seguidores en las redes sociales. Utiliza su comunicación digital para hacer denuncias de corrupción, campañas sociales o para poner temas de relevancia en la agenda pública, como la próxima renegociación del Anexo C del tratado de Itaipú.
Actualmente es uno de los pre candidatos a la presidencia del Paraguay -que tendrá sus próximas elecciones en el 2023-, respaldado por diferentes sectores que lo ven como una figura fresca y limpia, que puede aglutinar y consensuar a toda la oposición para vencer al Partido Colorado.

Categorías