Ciudad de México, 16 agosto 2017.- Parece que, por fin, las aguas dentro de Morena van tomando su curso y es que, de acuerdo con gente muy cercana a Andrés Manuel López Obrador, el líder moral de este partido ya habría tomado una decisión respecto a quien será el candidato para contender por la Ciudad de México, inclinándose por el actual titular de la Delegación Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila.

Decisión que no debe sorprendernos si tomamos en cuenta que el político zacatecano encabeza todas las encuestas realizadas en la capital del país, tanto en redes sociales como las llevadas a cabo por consultorías de renombre, además de contar con gran arraigo entre la gente y con una amplia experiencia en la política.

Sumando además la nulidad de personajes como Martí Batres y Mario Delgado, que no tienen ninguna posibilidad de figurar en ese escenario y una serie de escándalos en los que se ha visto sumergida la delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, comenzando por la falta de transparencia en la construcción de los segundos pisos, el cobro indebido de sueldos como investigadora de la UNAM y el lastre de ser pareja sentimental de Carlos Ímaz, acusado de recibir sobornos por parte del empresario Carlos Ahumada.

Acusaciones todas ellas, que hicieron desaparecer la supuesta simpatía que Obrador pudiera haber tenido por esa polémica mujer y decidirse por llevar a la contienda a un político con sobrada experiencia y que se ha constituido como un líder nato que, seguramente, llevará a Morena al triunfo en la ciudad.

Comentarios

comentarios