Alemania y España, en riesgo de perder el control por casos de COVID-19

Ciudad de México, 22 de octubre de 2019. Alemania y España corren el riesgo de perder el control sobre el coronavirus, advirtieron los funcionarios de salud, a medida que las nuevas infecciones alcanzan récords en toda Europa y los gobiernos luchan por obtener una respuesta adecuada.

El rebrote de la enfermedad en el continente ha llevado a los funcionarios desde Irlanda hasta la República Checa a imponer restricciones más estrictas para tratar de controlar la propagación sin tener que recurrir nuevamente a cierres nacionales que podrían arruinar las recuperaciones aún tentativas.

Subrayando el desafío, Alemania registró 12 mil 331 nuevas infecciones en las 24 horas hasta el jueves por la mañana, la primera vez que las infecciones diarias superaron las 10 mil. Los 15 mil 199 nuevos casos informados en Italia el miércoles por la noche estuvieron muy por encima del máximo anterior de 11 mil 705, mientras que Francia y España superaron el sombrío hito de 1 millón de infecciones, solo detrás de Rusia en Europa, que tiene más de 1.4 millones.

“La situación general se ha vuelto muy grave”, dijo el jueves Lothar Wieler, presidente del instituto de salud pública RKI de Alemania, en una conferencia de prensa en Berlín, y reiteró un llamado a los ciudadanos a respetar las reglas de distanciamiento e higiene.

“Tenemos que esperar que el virus continúe propagándose rápidamente, al menos en algunas regiones de Alemania, y que el virus pueda expandirse de manera incontrolada”, agregó Wieler. El ministro de Salud español, Salvador Illa, dijo que podrían ser necesarias “medidas más drásticas” ya que la enfermedad “no está bajo control” en algunas partes del país.

Las autoridades españolas ya están contemplando un toque de queda para Madrid. El país registró 6 mil 114 casos nuevos este miércoles, lo que eleva el total a 1 millón 5 mil 295. Francia, que ha impuesto un toque de queda nocturno en París y otras ocho ciudades importantes, está muy cerca, con 1 millón 369 infecciones.

Destacando el agravamiento de la situación en Europa del Este, la República Checa, el país de la región más afectado por la nueva ola de la enfermedad, también registró un récord diario de casos el miércoles, con 14 mil 968.

El gobierno aprobó una serie de medidas para minimizar el contacto social, ya que advirtió que su sistema de salud está en riesgo de colapsar el próximo mes. Polonia registró el jueves 12 mil 107 casos en las últimas 24 horas, un salto de más de una quinta parte del récord establecido un día antes.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha prometido hacer todo lo posible para evitar otro cierre nacional como el que golpeó la economía en el segundo trimestre. Sin embargo, a medida que aumenta el número de infecciones, más comunidades inevitablemente tendrán que restringir el movimiento, cerrar negocios y cerrar escuelas y guarderías.

Algunos funcionarios han propuesto introducir un bloqueo de cortocircuito para todo el país para tratar de frenar la propagación y mitigar el impacto económico. Wieler dijo que dar ese paso depende de las autoridades sanitarias locales, aunque el RKI no lo recomienda.

Un distrito de Baviera en la frontera con Austria impuso un bloqueo de dos semanas esta semana después de que las infecciones subieron por encima de una tasa que desencadena un endurecimiento automático de las restricciones

Categorías